¿Qué es el ROI?

El acrónimo ROI se compone por las iniciales de la expresión Return On Investment, que, en castellano, quiere decir “Retorno de la Inversión”, es decir, el valor que se ha generado dentro de nuestra empresa una vez realizadas diferentes actividades de marketing. Así, el ROI, en marketing, nos sirve para conocer si las acciones implementadas han sido rentables o no.

¿En qué consiste y cómo se calcula el ROI?

Parece complicado, pero no lo es tanto. Tan sólo hay que manejar un pequeño número de términos básicos. El ROI es el resultado final de la relación entre lo que invertimos y lo que ganamos.

Imagina que tienes un producto nuevo y que lo das a conocer en redes sociales, con enlaces a una página web para que los usuarios puedan adquirirlo directamente. Inviertes 1.000 euros en publicidad digital. Y al finalizar la campaña de promoción, tu ganancia es de 2.000 euros. A partir de una regla de tres sencilla, tú habrías obtenido un beneficio del 100%. Has invertido 1.000 y, como consecuencia de ello, has recuperado el costo de la inversión y has ganado 1.000 más.

La importancia del ROI en marketing

¿Importancia? Toda. Se trata de saber si hemos invertido bien nuestro dinero en campañas de marketing, detectar el éxito y estar a tiempo de corregir los errores, lo que nos ahorrará disgustos y, sobre todo, dinero.

Sabiendo aplicar bien el ROI en nuestro negocio, podremos tener la clave para, poco a poco, ir optimizando nuestras campañas de marketing, eligiendo las mejores herramientas y los mejores escenarios, reales o digitales, donde invertir en futuras acciones.

Cómo es la aplicación del ROI

En pequeñas empresas, con sistemas y cadenas de producción simples, su aplicación es sencilla. La dificultad aparece cuanto mayor es la empresa y mayores son los factores y elementos que componen esa cadena de producción. En esos casos, puede generarse cierto problema a la hora de cuantificar los costos de una campaña.

Y, por otro lado, existen otras variables que no tienen que ver con las ventas ni, por tanto, ingresos directos, sino con la satisfacción de los consumidores con la marca, la fidelización de clientes, etc. El feedback positivo en redes sociales, el aumento de suscripciones a nuestro boletín periódico o los likes en nuestras redes sociales son factores que también deben ser tenidos en cuenta a la hora de evaluar nuestro ROI.

Si te preguntas cómo calcular el ROI, te tranquilizará saber que la fórmula ROI es muy sencilla: hay que restar la inversión que se ha realizado a las ganancias obtenidas, y después dividir de ese resultado entre la inversión original y multiplicarlo por 100.

ROI = [(ingresos – inversión) / inversión]

El ROI: una herramienta útil

Nadie dijo que medir la rentabilidad de nuestro negocio fuera fácil. Menos aún ahora, cuando las redes sociales, internet, el mundo globalizado influyen de manera fundamental en todas y cada una de nuestras acciones.

Conocer el mercado en el que nos movemos y saber hacer un buen uso de todas las herramientas a nuestra disposición, incluido el ROI, es fundamental para poder empezar a pensar en el éxito de nuestro negocio.

¿Cómo podemos ayudarte?

Si tiene preguntas o necesita más información, póngase en contacto con nosotros:

soporte@axial-soft.com

+34 976 362 008


Contáctanos